POWr Event Slider

Primer Domingo de Cuadragesima - Avisos

Avisos de la semana

- Miércoles catecismo de confirmación por adultos.
- Jueves, adoración después de la misa de las 20hs.
- Viernes:  tendremos catecismo de perseverancia de 6 a 7 de la tarde. 
Via Crucis después de la misa de las 20hs.
- Sábado catecismo de primera comunión y de confirmación de adolescentes.

Se predicará un retiro para mujeres desde el sábado 28 de abril a las 9:30 h, hasta el martes 1 de mayo a las 5 de la tarde. Están abiertas las inscripciones. (con D. Raúl o D. Alexis)

Peregrinación de Chartres 2018 
en Pentecostés: informaciones

EL EJEMPLO DE JESUCRISTO TENTADO POR SATANÁS. (DOM GUÉRANGER)

Cada domingo de Cuaresma ofrece como objeto principal una lectura de los santos Evangelios, destinada a iniciar a los fieles en los sentimientos que la Iglesia quiere inspirarnos durante el día. Hoy nos da a meditar la tentación de Cristo en el desierto. No hay asunto más adecuado para esclarecernos y fortalecernos que ese capital relato. Somos pecadores, nos reconocemos y deseamos expiar nuestros pecados. Pero ¿cómo caímos en el mal? Nos tentó el Demonio, y no rechazamos la tentación. Pronto cedimos a la sugestión del adversario y se perpetró el mal. Tal es nuestra historia en el pasado y tal sería en el porvenir si no aprovechamos el ejemplo con que nos brinda hoy el Redentor. Declarándonos el Apóstol la misericordia del consolador divino de los hombres, insiste sobre las tentaciones que se dignó tolerar nuestro Señor (Hebr., IV, 15 )Esa muestra de abnegación sin límites no se nos ha negado y así contemplamos hoy la paciencia adorable del Santo de los Santos; no tiene recelo ni asco en dejarse se le acerque ese repulsivo enemigo de todo bien, para enseñarnos como debemos triunfar de él.
Satanás ha vislumbrado con sobresalto la santidad incomparable de Jesús. Las maravillas de su nacimiento, los pastores convocados por los Angeles ante el pesebre, los Magos llegados de Oriente, al señuelo de una estrella; la protección que ha sustraído al Niño del furor de Herodes; el testimonio de Juan Bautista dado a favor del nuevo Profeta; todo este conjunto de hechos contrasta y choca de modo tan extraño con la humildad, la oscuridad de los treinta primeros años del Nazareno, que despierta los recelos de la serpiente infernal. El misterio de la Encarnación se llevó a cabo lejos de sus miradas sacrilegas; ignora que María es la Virgen anunciada por Isaías como madre del Emmanuel (Isaías, VII, 14.). Pero se han cumplido los tiempos y la última semana de Daniel ha iniciado su carrera, el mismo mundo pagano aguarda de la Judea un libertador y sabe todo esto el demonio. En su perplejidad osa acercarse a Jesús, esperando poder en el curso de la conversación sacar de él alguna nueva. ¿Es o no es el Hijo de Dios? Ahí está el problema. Acaso, acaso, podrá hacerle caer en alguna flaqueza; el hecho de saber si es un hombre como los demás, le tranquiliza.
PROCEDER DE CRISTO.— El enemigo de Dios o de los hombres había de quedar burlado de sus esperanzas. Se allega al Redentor, pero todos sus astutos esfuerzos se truecan en propia confusión con la sencillez candorosa y la majestad del justo, Jesús rechaza todas las embestidas de Satanás pero no da a conocer su origen celestial. Aléjase el Angel perverso sin haber sacando en limpio de Jesús, que era un Profeta fiel al Señor. Bien pronto cuando sea testigo de los desprecios, calumnias y persecuciones que lleven sobre la cabeza del Hijo del Hombre, cuando sus esfuerzos para perderle parezcan salirle sorprendentemente bien, se cegará más y más en su orgullo. Cuando Jesús saturado de oprobios y tormentos expire en la Cruz, sentirá, por fln, que su víctima no es mero hombre, sino Dios, y que todos los furores que ha conjurado contra el Justo sólo ha servido para manifestar el último esfuerzo de la misericordia que salva al humano linaje y la justicia que para siempre quebranta y desbarata los poderes del Averno. Este es el plan de la divina Providencia al permitir que el espíritu del mal empañe con el vaho de su inmunda presencia el retiro del Hombre-Dios, le dirija la palabra y eche en El sus sacrilegas manos, examinaremos, pues las circunstancias de esta triple tentación soportada por Jesús con el fin de aleccionarnos y esforzarnos.
NUESTROS TRES ENEMIGOS. — Tenemos tres géneros de enemigos con quienes hemos de pelear y nuestra alma ofrece tres puntos flacos, porque: "cuanto hay en este mundo es concupiscencia de la carne, concupiscencia de los ojos y orgullo de la vida'". Por concupiscencia de la carne, hemos de entender el amor de los sentidos, codiciosos de los goces de la carne, arrastra el alma, si no se tiene a raya a deleites ilícitos. La concupiscencia de los ojos significa el amor de los bienes de este mundo, de sus riquezas, de la fortuna, que brillan a nuestra vista antes de seducir nuestro corazón. Por fin, el orgullo de la vida es la confianza en nosotros mismos; nos hace vanos y presuntuosos, nos hace olvidar que de Dios nos viene la vida y demás dones que se dignó derramar sobre nosotros. Todos nuestros pecados manan de una de estas tres fuentes, y las tres tentaciones que nos asaltan se proponen hacernos aceptar la concupiscencia de la carne o la concupiscencia de los ojos o el orgullo de la vida. El Salvador modelo nuestro en todas las cosas, había, pues, de sujetarse a tres pruebas.
LAS TRES TENTACIONES. — Tienta Satanás a Cristo primeramente en la carne, sugeriéndole el pensamiento de emplear su poder sobrenatural en remediar el hambre que le acucia. Di que estas piedras se conviertan en pan: Este consejo dá el Demonio al Hijo de Dios. Quiere ver si el apresuramiento de Jesús a dar satisfacción a su cuerpo denota por ventura ser un hombre flaco y sujeto a la concupiscencia. Cuando se dirige a nosotros, tristes herederos de la concupiscencia de Adán, lanza más atrevidamente adelante sus sugestiones; aspira a contaminar el alma por el cuerpo, pero la santidad soberana del Verbo no consentía osara Satanás hacer tal ensayo de su poder tentando al hombre en sus sentidos. Es por tanto una lección de templanza la que nos da el Hijo de Dios; y sabemos que para nosotros la templanza es madre de la pureza, y que la intemperancia atiza la rebelión de los sentidos.
La segunda tentación es de orgullo. Echate abajo; los Angeles te recibirán en sus manos. Quiere saber el enemigo si los favores del cielo han ocasionado en el alma de Jesús esa hinchazón, esa confianza ingrata que hace que la criatura se atribuya a sí misma los dones de Dios, olvide a su bienhechor para dominar en lugar suyo. Queda burlado otra vez y la humildad del Redentor espanta el orgullo del ángel rebelde.
Ensaya entonces el último esfuerzo. Acaso, se dice, la ambición de la riqueza seduzca al que se muestra tan templado y humilde. He aquí todos los reinos del mundo en su esplendor y gloria; puedo entregártelos a condición de que me adores. Jesús rechaza con desdén esa despreciable oferta y lanza de su presencia al seductor maldito, príncipe del mundo, enseñándonos con este ejemplo a desdeñar las riquezas de la tierra, cuando para conservarlas o adquirirlas sería necesario quebrantar la ley de Dios y honrar a Satanás.
VICTORIA Y EJEMPLO DE CRISTO. — Ahora bien, ¿cómo el Redentor, nuestro divino adalid, rechaza la tentación? ¿Escucha los razonamientos de su enemigo? ¿Le deja tiempo para descorrer ante sus ojos todas las fantasías diabólicas? Así hemos procedido a menudo nosotros y fuimos derrotados. Conténtase Jesús con oponer al enemigo el escudo de la inflexible ley de Dios. Escrito está, le dice: No de sólo pan vive el hombre. Escrito está: No tentarás al Señor tu Dios. Escrito está: Adorarás al Señor tu Dios y a El sólo servirás. Sigamos en adelante esta gran lección. Perdióse Eva y con ella el linaje humano, por haber trabado conversación con la sierpe infernal. Quien coquetea con la tentación sucumbirá. En estos días santos está el corazón más atento, las ocasiones alejadas, los hábitos viciosos interrumpídos; y depuradas nuestras almas con los ayunos, la oración y la limosna, resucitarán con Jesucristo; ¿conservarán empero esta nueva vida? Todo depende de nuestra actitud en las tentaciones. Desde el principio de Cuaresma la Iglesia asocia al precepto el ejemplo abriendo nuestros ojos el relato del santo Evangelio. Si vivimos atentos y fieles; fructificará en nosotros la lección; y llegados a la solemnidad pascual, la vigilancia, la desconfianza en nosotros mismos, la oración, con el auxilio divino que jamás falta, asegurarán nuestra perseverancia. Celebra hoy la Iglesia Griega una de sus más grandes solemnidades. Esta fiesta es la llamada Ortodoxia, y tiene por objeto honrar el restablecimiento de las Imágenes sagradas en Constantinopla e imperio de Oriente en 842, cuando la emperatriz Teodora, con la ayuda del santo Patriarca Metodio, puso fin a la persecución de las iconoclastas, e hizo figurar en todas las Iglesias las Imágenes santas, que el furor de los herejes había hecho desaparecer. 

Quincagésima - Avisos



MISTERIOS DE ESTE DÍA. — Consideremos ahora la serie de misterios del Domingo de Quincuagésima. El paso del Evangelio contiene la predicción hecha por el Salvador a sus Apóstoles de la pasión que bien pronto iba a sufrir en Jerusalén. Tan solemne anuncio es el preludio de las lúgubres escenas de Semana Santa; recibamos dicha nueva con viva emoción y agradecimiento sincero de nuestros corazones, y los decida a ponerse a la disposición de Dios como estuvo el corazón de Abrahán. Los liturgistas antiguos han señalado en la curación del ciego de Jericó, un símbolo de la ceguera de los pecadores; recobró la vista el ciego, porque reconoció su mal, y deseaba ver; idéntico deseo anhela la Iglesia de nosotros; manifestémoslo y seremos satisfechos. (Don Guéranger)

AVISOS DE LA SEMANA

El próximo miércoles es miércoles de ceniza, inicio de la cuaresma, día de ayuno y abstinencia de carne. El ayuno es obligatorio para las personas que tienen entre 18 y 60 años y la abstinencia a los mayores de 14. 
Tendremos bendición e imposición de las cenizas antes de la misa a las 7:30 de la mañana en la Casa de Santa Teresa de Jesús, sita en Avenida de América 46, 2º Dcha. y de 8 de la tarde en Nuestra Señora de la Paz, sita en calle O'Donnell esquina Doctor Esquerdo (Metro O'Donell) 

- Lunes y martes tendremos adoración al Santísimo de 9 h a 10 h de la noche, en reparación, como las tradicionales cuarenta horas. 
- Miércoles catecismo de confirmación por adultos.
- Jueves, adoración después de la misa de las 20hs.
- Viernes:  tendremos catecismo de confirmación de niños de 6 a 7 de la tarde. 
Via Crucis después de la misa de las 20hs.
- Sábado catecismo de primera comunión y de confirmación de adolescentes.

Se predicará un retiro para mujeres desde el sábado 28 de abril a las 9:30 h, hasta el martes 1 de mayo a las 5 de la tarde. Están abiertas las inscripciones. (con D. Raúl o D. Alexis)

Sexagesima - Avisos

Avisos de la semana


 Salió un sembrador a sembrar su simiente... Lucas 8,4-15.

VIGILANCIA Y FIDELIDAD. — Observa acertadamente S. Gregorio Magno que la parábola que acaba de leerse no ha menester explicación, puesto que la sabiduría eterna se encargó de darnos por sí misma la clave de ella. Nos toca a nosotros aprovechar tan preciada enseñanza, y recibir en buena tierra la semilla celestial que nos cae encima. ¿Cuántas veces la hemos dejado hasta hoy pisotear por los viandantes o arrebatar por los pájaros del cielo? ¿Cuántas otras se ha secado encima de la losa de nuestro corazón o se ha sofocado en los matorrales de funestas espinas? Escuchábamos la palabra divina; tenía sus encantos para nosotros y eso nos tranquilizaba. A menudo la oíamos con gozo y solícito entusiasmo; pero si, por acaso, germinaba en nosotros, pronto se paralizaba su desarrollo. En adelante es menester produzcamos y fructifiquemos y la fuerza germinativa de la simiente, que se nos confía, es tal que el divino sembrador espera el ciento por uno. Si la tierra de nuestro corazón es buena, si nos preocupamos de prepararla poniendo a contribución las ayudas que nos brinda la Santa Madre Iglesia, abundante será la cosecha el día en que el Señor, saliendo vencedor de su sepulcro, venga a asociar a sus fieles creyentes a los esplendores de su Resurrección. (Dom Gueranger)
Miércoles: a las 9 de la noche hay catecismo de confirmación de adultos.
Jueves: adoración después de la misa de las 8 de la tarde.
Viernes: a las 6 de la tarde, tendremos catecismo de perseverancia de niños
Sábado: a las 10:15 h catecismo de primera comunión y a las 11 tendremos catecismo de confirmación para adolescentes.
Sábado: tendremos adoración al Santísimo después de Misa de las 8 con el grupo de jóvenes de Isabel la Católica.


Se predicará un retiro para mujeres desde el sábado 28 de abril a las 1 de la tarde, hasta el martes 1 de mayo a las 8 de la tarde. Están abiertas las inscripciones. (con D. Raúl o D. Alexis)

San Francisco de Sales - Avisos

Oración a San Francisco de Sales - Patrono del Instituto de Cristo Rey

Glorioso San Francisco de Sales,
vuestro nombre porta la dulzura del corazón más afligido;
vuestras obras destilan la selecta miel de la piedad;
vuestra vida fue un continuo holocausto de amor perfecto
lleno del verdadero gusto por las cosas espirituales,
y del generoso abandono en la amorosa divina voluntad.
Enséñame la humildad interior,
la dulzura de nuestro exterior,
y la imitación de todas las virtudes que has sabido copiar
de los Corazones de Jesús y de María.

Avisos 

NO habrá catecismo de confirmación el miércoles. 
Adoracíon el jueves hasta las 22hs.
Adoración del  primer viernes hasta la medianoche.
Rosario del primer sábado a las 17hs.


Tercer Domingo después de Epifanía

Avisos de la semana

Miércoles: catecismo de confirmación de adultos.
Jueves: adoración después de la misa de la tarde.
Viernes: catecismo de perseverancia.
Sábado: catecismo de primera comunión y de adolescentes.
Sábado por la tarde, reunión del grupo de jóvenes de Isabel la Católica.

Comentario del evangelio - San Bernardo

 “En tres cosas pienso que consisten las peticiones del corazón, y no veo que, fuera de ellas, ninguno de los elegidos deba pedir otra. Las dos primeras son de este tiempo, es decir, los bienes del cuerpo y del alma; la tercera es la bienaventuranza de la vida eterna. Y no te extrañes de que haya dicho que los bienes del cuerpo se han de pedir a Dios, porque de Él son todos los bienes corporales, igualmente que los espirituales. De Él, pues, debemos esperar y a Él debemos pedir lo que nos ayuda y sirve para sostenernos en su servicio. Aunque debemos orar con más frecuencia y con más fervor por las necesidades del alma, como por alcanzar la gracia de Dios y las virtudes. Así que también hemos de orar con toda piedad y con todo el deseo de que seamos capaces, para alcanzar la vida eterna, en la cual, sin duda, consiste la eterna y perfecta bienaventuranza del cuerpo y del alma.
En estas tres cosas, para que las peticiones salgan del corazón, tres cosas debemos observar. Porque en la primera suele entrarse secretamente algunas veces la superfluidad, en la segunda la impureza y en la tercera tal vez la soberbia. A veces suelen buscarse las cosas temporales para deleite, las virtudes para ostentación, y aun la misma vida eterna quizá la desean algunos no con humildad, sino como confiados en sus méritos. Y no digo esto porque la gracia recibida no de confianza para pedir, sino porque no conviene que el hombre ponga en ella la esperanza de conseguir lo que desea. Los dones de gracia que hemos recibido solo han de servirnos para esperar de aquella misericordia que nos los dio que nos dará también otros mayores. Sea, pues, la oración que se endereza a conseguir cosas temporales, ceñida a las necesidades temporales; sea la que se hace por alcanzar las virtudes del alma, libre de toda impureza y dirigida a solo el beneplácito de Dios; sea la hecha por conseguir la vida eterna, fundada en toda humildad, confiando, como es razón en sola la misericordia divina”.

2º domingo después de Epifanía


Falta el vino de la fiesta también a una cultura que tiende a prescindir de claros criterios morales: en la desorientación, cada uno se ve empujado a moverse de forma individual y autónoma, a menudo solo en el perímetro del presente. La fragmentación del tejido comunitario se refleja en un relativismo que oculta los valores esenciales; la consonancia de sensaciones, de estados de ánimo y de emociones parece más importante que compartir un proyecto de vida. También las decisiones de fondo se vuelven frágiles, expuestas a una perenne revocabilidad, que a menudo se considera expresión de libertad, mientras que señala más bien su carencia. Pertenece a una cultura privada del vino de la fiesta también la aparente exaltación del cuerpo, que en realidad banaliza la sexualidad y tiende a hacerla vivir fuera de un contexto de comunión de vida y de amor. (Benedicto XVI, 11 de septiembre de 2011).

Avisos de la semana

Esta semana tendremos adoracíon el jueves después de la misa de la tarde.
El viernes habrá catecismo de confirmación de niños a las 18hs, 
Y el sábado, catecismo de primera comunión a las 10hs. 

Primer domingo después de Epifanía - Fiesta de la Sagrada Familia - Avisos


Precisamente a través de la oración nos hacemos capaces de acercarnos a Dios con intimidad y profundidad. Por ello, teniendo presente el tema de la oración que estoy desarrollando durante las catequesis en este período, hoy quiero invitaros a reflexionar sobre cómo la oración forma parte de la vida de la Sagrada Familia de Nazaret. La casa de Nazaret, en efecto, es una escuela de oración, donde se aprende a escuchar, a meditar, a penetrar el significado profundo de la manifestación del Hijo de Dios, siguiendo el ejemplo de María, José y Jesús. 
La Sagrada Familia es icono de la Iglesia doméstica, llamada a rezar unida. La familia es Iglesia doméstica y debe ser la primera escuela de oración. En la familia, los niños, desde la más temprana edad, pueden aprender a percibir el sentido de Dios, gracias a la enseñanza y el ejemplo de sus padres: vivir en un clima marcado por la presencia de Dios. Una educación auténticamente cristiana no puede prescindir de la experiencia de la oración. Si no se aprende a rezar en la familia, luego será difícil colmar ese vacío. Y, por lo tanto, quiero dirigiros la invitación a redescubrir la belleza de rezar juntos como familia en la escuela de la Sagrada Familia de Nazaret. Y así llegar a ser realmente un solo corazón y una sola alma, una verdadera familia.(Benedicto XVI) 

Horarios habituales

Esta semana volvemos con los horarios habituales.
Misa de la mañana a las 7,30hs.

Adoración

El jueves tendremos adoración.

Catecismo

Este miercoles tendremos catecismo de confirmación para los adultos a las 21hs.